Estás en:
  1. Inicio
    1. Transición a IPv6

IPv6 para Usuarios

Esta sección explica qué implica IPv6 para los usuarios en sus redes domésticas.

Los usuarios de Internet, desde el punto de vista de usuarios conectados a una red doméstica o incluso un punto de acceso público, no deberían apreciar el uso de IPv4 o IPv6, al menos eso es lo que se ha intentado desde los organismos de estandarización ( IETF ).

Elementos de una red doméstica

Generalmente, hay varios elementos de la red doméstica en los que el uso de IPv4 o IPv6 es relevante:

Los ordenadores, tabletas, teléfonos inteligentes, dispositivos multimedia y cualquier otro aparato que se conecte a Internet.

Desde el año 2001, aproximadamente, la mayoría de los sistemas operativos, por ejemplo a partir de Windows XP , tienen soporte de IPv6. Exactamente igual con Mac OS X, Linux, BSD, etc. Esto es cierto tanto para sistemas operativos clientes como servidor. La diferencia fundamental es que inicialmente IPv6 no estaba activado por defecto (caso de XP y 2003), mientras que en las siguientes versiones si lo está ( Windows Vista , 7, Mac OS X, mayoría de Linux y similares), aunque es fácil hacerlo. Aquellos dispositivos que no tienen IPv6, frecuentemente pueden ser actualizados, y lo más probable es que en pocos meses, los fabricantes de los mismos dispongan de nuevas versiones de software que incluso en ocasiones pueden llegar a descargarse automáticamente.

Las aplicaciones.

Las más comunes, por ejemplo en navegador ( Internet Explorer, Firefox, Safari, Opera , etc.), soportan de forma automática IPv6, incluso aplicaciones para compartir archivos como Bittorrent y similares. En cambio otras, como Skype , aún no lo soportan, aunque la mayoría de los fabricantes de este tipo de aplicaciones han confirmado que están trabajando en ello y es cuestión de incluso pocos meses. Esto no es un inconveniente por el momento, ya que en una primera fase, lo más habitual será utilizar indistintamente uno u otro protocolo (IPv4 o IPv6), según lo requiera la aplicación. En general esto es algo automático y debería de ser transparente para el usuario.

Encaminador

El encaminador ( router ) de acceso a Internet, denominado CPE ( Customer Premises Equipment ) por los proveedores de acceso.

Estos equipos, generalmente no tienen soporte IPv6 si han sido suministrados por el proveedor de servicios de internet (salvo quizás a partir del año 2010 en adelante), aunque en muchas ocasiones, incorporan sistemas operativos de código abierto (Linux y otros), y podrían ser actualizados por usuarios avanzados.

Otros dispositivos de red.

En algunas redes domésticas, además del encaminador, pueden existir otros elementos de red, por ejemplo puntos de acceso WIFI, concentradores de red, puentes para usar la red eléctrica, etc. Muchos de estos elementos, funcionan en lo que se llama modo “puente” ( bridge , o técnicamente “nivel 2”) y por tanto deberían de ser transparentes a IPv4 e IPv6. Si alguno de estos elementos es “nivel 3”, es decir, tiene funciones de encaminado ( routing ), el usuario tendrá que comprobar qúe soporta IPv6, en caso contrario IPv6 no pasaría a través de dicho dispositivo.

La conexión a Internet propiamente dicha.

Hasta el año 2011, pocos proveedores de Internet proporcionaban a sus clientes acceso con IPv6, aunque esto ha empezado a cambiar y probablemente se incremente significativamente el ritmo de su introducción, de forma muy considerable, en los próximos meses.

¿Cómo funciona IPv6 en estos casos?

Dado que las aplicaciones utilizan IPv6 de forma automática, los sistemas operativos se ocupan de detectar si la red, en la que el ordenador esta conectado, tiene soporte IPv6. Es decir, si tanto el encaminador, como otros dispositivos de red y la propia conexión con el proveedor de servicios de internet , ofrecen IPv6. Si los tres elementos están preparados, el sistema operativo así se lo indicará a la aplicación, para que pueda usar IPv6.

En caso de que alguno de estos tres elementos (encaminador, otros dispositivos de red, conexión con el proveedor de servicios de internet) no esté preparado, el sistema operativo puede intentar los denominados mecanismos automáticos de transición (por ejemplo 6to4 o Teredo).

Estos mecanismos automáticos de transición siempre funcionan para aplicaciones cliente-a-cliente (mensajería, compartición de ficheros, etc.), pero podrían fallar para aplicaciones cliente-servidor (navegación en páginas web, correo electrónico), porque muchos proveedores de servicios de internet no despliegan los denominados “relés” de esos mecanismos de transición.

Si estos mecanismos automáticos de transición no funcionan para aplicaciones cliente-servidor, entonces, el sistema operativo, tras un tiempo de espera, podría volver a intentarlo con IPv4.

Un alternativa son los mecanismos de transición manuales (por ejemplo los denominados tunnel brokers ), que aunque son fáciles de configurar, incluso puedes ser proporcionados por el propio ISP, en general requieren que el usuario ejecute alguna aplicación o configuración en su equipo, con lo cual su uso no esta muy extendido.

  • Rss
  • Twitter

Sobre el Ministerio

Gobierno de España . Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

P. de la Castellana 160, C.P. 28046 Madrid, Madrid, España.